Exportar (0) Imprimir
Expandir todo
Expandir Minimizar

Conceptos de agrupación en clústeres de Exchange

 

Última modificación del tema: 2006-02-09

Por Nino Bilic

En este artículo se describen algunos conceptos básicos de la agrupación en clústeres en general y en relación con Microsoft® Exchange Server. El principal objetivo de este artículo es mejorar su conocimiento de la agrupación en clústeres.

¿Qué es un servicio de clúster?

Conceptos básicos de la agrupación en clústeres

Preguntas y respuestas sobre compatibilidad

¿Cuándo se relaciona un problema con Exchange Server o Windows Advanced Server?

Para obtener más información

El servicio de clúster es un servicio de Microsoft Windows® que se utiliza en determinadas versiones de los sistemas operativos de Windows. La agrupación en clústeres está disponible en los sistemas operativos Microsoft Windows Server™ 2003 Enterprise Edition, Windows Server 2003 Datacenter Edition, Windows 2000 Advanced Server y Windows 2000 Datacenter Server. Windows NT® Server 4.0 Enterprise Edition era compatible con la agrupación en clústeres desde el Service Pack 3 (SP3), pero en este artículo no se ofrece información acerca de la agrupación en clústeres de Windows NT Server 4.0.

La solución de problemas de Exchange Server en el servidor de clúster se rige, en general, por los mismos principios que la solución de problemas en servidores no agrupados en clústeres que ejecutan Exchange Server.

En la siguiente sección se ofrece una introducción de alto nivel de los conceptos de la agrupación en clústeres.

Supongamos que dispone de un clúster con dos nodos. Los mismos principios se aplican a los clúster de más de dos nodos aunque existe mayor complejidad cuanto mayor es el número de nodos. Por lo tanto, en este ejemplo, empiece con el nodo A y el nodo B.

En la implementación de la agrupación en clústeres de Microsoft, tanto el nodo A como el B tienen que estar conectados al mismo tipo de almacenamiento compartido. Este almacenamiento compartido se debe encontrar en un bus SCSI, bien como almacenamiento conectado directo o como red de área de almacenamiento (SAN). En un clúster que funcione correctamente, sólo un nodo puede tener acceso completo a cualquiera de los discos que se comparten al mismo tiempo. Por este motivo, si el nodo A posee el almacenamiento compartido, el nodo B no podrá consultar el mismo disco. De este modo, cuando no se comparten recursos entre nodos, se denomina modelo de agrupamiento en clústeres de ///acceso exclusivo.

Básicamente el disco compartido es un recurso para el servicio de clúster. Este recurso se encontrará en uno de los grupos de recursos.

  • Recurso   Un recurso es la unidad única que se puede administrar en el clúster. Los recursos del clúster incluyen dispositivos de hardware físicos, como unidades de disco y tarjetas de red, y elementos lógicos, como direcciones de Protocolo de Internet (IP), aplicaciones y bases de datos de aplicaciones. Cada nodo del clúster dispondrá de sus propios recursos locales, como un servidor independiente. Sin embargo, el clúster también dispone de recursos comunes como, por ejemplo, una matriz de almacenamiento de datos común y una red de clústeres privada. Todos los nodos del clúster tienen acceso a estos recursos comunes. Un recurso puede tener o no conexión. Un recurso está conectado si está disponible y proporciona servicio al clúster.
    Los recursos son entidades físicas o lógicas con las siguientes características:
    • Se pueden conectar y desconectar.
    • Se pueden administrar en un clúster de servidores.
    • Sólo pueden ser propiedad de un nodo a la vez
    Los recursos pueden (y en ocasiones deben) depender unos de otros. Por ejemplo, en el caso del recurso Almacén de información de Microsoft Exchange (MSExchangeIS), este servicio dependerá del recurso Operador de sistema de Microsoft Exchange (MSExchangeSA). Si se desconecta el recurso MSExchangeSA, también se desconectará el recurso MSExchangeIS ya que éste no se puede ejecutar sin MSExchangeSA. Tenga en cuenta que MSExchangeSA se encuentra en un servidor no agrupado en clústeres. También debe tener en cuenta que los recursos no pueden depender de recursos creados en un grupo de recursos diferente.
  • Grupo de recursos   Se trata de un conjunto de recursos administrados por el servicio de clúster como una única unidad lógica. Los recursos de la aplicación y las entidades de clúster se pueden administrar con facilidad agrupando lógicamente los recursos asociados en un único grupo de recursos. Cuando se realiza una operación del servicio de clúster en un grupo de recursos, resultan afectados todos los recursos individuales incluidos en el grupo. Normalmente, se crea un grupo de recursos que contenga todos los elementos necesarios para que un servidor de aplicaciones específico y un cliente utilicen correctamente la aplicación.
    Por ejemplo, en los servidores en clúster que ejecutan Exchange Server, dispondrá de un grupo de recursos de Microsoft Exchange que incluirá recursos de Exchange como MSExchangeIS, MSExchangeSA, nombre de red, dirección IP y disco. Todo lo que normalmente tendría un servidor independiente estará incluido en este grupo de recursos. Tenga en cuenta que el nombre del grupo no se puede modificar, por lo que el grupo de Exchange se puede denominar de otro modo en función del nombre que se le asignó cuando se creó. La cuestión es que el grupo contiene todos los recursos de Exchange.
    Además, tenga en cuenta que el grupo es la unidad más pequeña que se puede mover entre los nodos del clúster o que se puede conmutar por error a otro nodo del clúster. De manera predeterminada, la conmutación por error de un recurso del grupo puede repercutir en todo el grupo. Si se produce un error en un recurso de manera repetida, todo el grupo se moverá a otro nodo. El valor predeterminado es cuatro veces en 15 minutos.
    Esto es importante, porque se tarda un tiempo en mover el grupo de recursos a un nodo de clúster diferente y los clientes experimentarán una interrupción del servicio durante este tiempo. Por este motivo es fundamental que los recursos de las distintas aplicaciones se encuentren en grupos de recursos independientes; no resulta deseable que el error que se produce en un recurso afecte a otro. Por ejemplo, si tiene un grupo de Microsoft SQL Server™ y un grupo de Exchange Server, el error que se produzca en uno no afectará al otro.

El clúster se administra mediante una herramienta denominada Administrador de clústeres (Cluadmin.exe). El siguiente es un ejemplo de esa interfaz:

Captura de pantalla de Cluadmin.exe con llamadas de recurso

Una de las principales funciones del servicio de clúster es garantizar que todos los nodos de la pertenencia al clúster activa poseen una imagen coherente de la base de datos de configuración. Dado que los nodos son equipos físicos reales, poseen diferentes instalaciones de los sistemas operativos de Windows. Esto significa que tienen registros independientes. El servicio de clúster tarda un tiempo en asegurarse de que los registros de todos los nodos del clúster se sincronizan correctamente, así como que todos los cambios se registren en el quórum.

En un servidor en clúster habrá un subárbol del registro denominado Clúster que se encuentra en HKeyLocalMachine.

Captura de pantalla de entradas de Registro de clúster de RegEdit

Es allí donde el servicio mantiene la información de configuración del clúster. Esta parte específica del Registro es lo que se replica entre los nodos mediante un proceso denominado Actualización global. Cuando se realiza un cambio en la configuración del clúster, por ejemplo si se crea un nuevo recurso, el servicio se asegura de que se replique el cambio a todos los nodos del clúster o de que no lo haga a ninguno. De este modo, o bien todos los nodos están al tanto del cambio, o bien se revierte el cambio si surgen problemas al actualizar uno de los nodos.

Cada clúster dispone además de un recurso especial denominado recurso de disco de quórum

El disco de quórum es un recurso, normalmente un recurso de disco físico, configurado para administrar el Registro de quórum y los puntos de control de la base de datos del clúster, lo que incluye los datos de configuración necesarios para la recuperación del clúster.

Cuando se realiza un cambio en la configuración del clúster, el servicio se asegura de que el resto de los nodos del clúster estén al tanto del cambio y, además, se asegura de que el propietario actual del recurso de disco de quórum actualice el Registro en la unidad de quórum. Este Registro es un conjunto de transacciones que muestra los distintos cambios de la configuración del clúster. Es una pieza clave para la existencia del clúster. Si no se pudiera tener acceso a la unidad de quórum o ésta estuviese dañada, no se iniciaría el servicio de clúster.

En el siguiente gráfico se muestra qué apariencia tendría esta situación en un clúster de dos nodos. Habría un recurso de disco de quórum por clúster y sólo un nodo podría tener acceso a él cada vez. Dicho nodo, el propietario del recurso de disco de quórum en ese momento, es el único responsable de actualizar el Registro en la unidad de quórum.

Gráfico que ilustra recurso de dos nodos con quórum

Las actualizaciones en la configuración del clúster se replican entre nodos mediante el proceso denominado Actualización global. Pero ¿qué ocurre si una aplicación no escribe su configuración en el Registro del clúster? Por ejemplo, Exchange Server y SQL Server escriben su información en ubicaciones distintas, en lugares diferentes, como HKLM\System\CurrentControlSet\Services. Debe existir un mecanismo que replique todos los cambios realizados en dichas claves, por ejemplo, el nivel de registro de diagnóstico en los componentes de Exchange. Es en ese momento cuando se utilizan los puntos de control. Cuando el recurso se conecta a otro nodo, por ejemplo el nodo B, debe poder trabajar con la misma información de Registro que la utilizada en el nodo anterior. El componente Administrador de puntos de control del servicio de clúster es el responsable de que esto suceda.

Los puntos de control se escriben en la unidad de quórum de la carpeta MSCS. Habrá una carpeta cuyo nombre es el GUID del recurso. Asimismo, dado que cada recurso tiene una entrada en el Registro del clúster, podrá consultar exactamente qué rutas de registro se están replicando. Por ejemplo, a continuación se muestran las claves del Registro que se replicarán para un recurso de demostración de MSExchangeSA. Tenga en cuenta que las rutas del Registro se enumeran en el panel derecho de la ventana del Editor del Registro.

Captura de pantalla de RegEdit mostrando punto de control de clúster

Al instalar Exchange Server en el servidor del clúster, de manera predeterminada la instalación sólo copiará los archivos binarios de Exchange Server en el disco duro y realizará algunas modificaciones en el Registro del clúster. Incluso después de instalar Exchange Server en todos los nodos del clúster, en el Administrador de sistema de Exchange no podrá ver ninguno de los cambios que vería en un servidor no agrupado en clústeres. La instalación de un servidor no agrupado en clústeres crea el objeto de servidor de Exchange en el servicio de directorio de Active Directory®, pero la instalación de un servidor agrupado en clústeres no.

Cuando se instala Exchange Server en todos los nodos, se debe crear manualmente el recurso MSExchangeSA en el grupo de recursos de Exchange. Al crear el recurso MSExchangeSA, éste se creará automáticamente en el resto de los recursos de Exchange, al igual que MSExchangeIS, el agente de transferencia de mensajes (MTA) y el servidor HTTP virtual. Es entonces cuando se agregará el objeto de servidor a la partición de configuración de Active Directory para que, a partir de ese momento, se pueda ver el objeto de servidor en el Administrador de sistema de Exchange.

Uno de los pasos de la instalación del recurso MSExchangeSA es proporcionar la ubicación de las bases de datos de Exchange. En esta fase del proceso resulta crucial proporcionar la ruta de acceso al recurso de disco compartido.

Normalmente, a todos los recursos de Exchange que se han creado se les conoce como el servidor virtual de Exchange (EVS). En el siguiente ejemplo se muestra qué aspecto tendrá esto en el Administrador de clústeres.

Captura de pantalla del Administrador de clúster

Ahora los clientes de Microsoft Office Outlook® 2003 se pueden conectar realmente al nombre del EVS, en lugar de al nombre de un nodo de clúster individual. Para encontrar el nombre del EVS compruebe las Propiedades del recurso Nombre de red del Grupo de Exchange. Si los clientes se conectan al nombre del EVS no importa de qué nodo del clúster sea propiedad en ese momento el Grupo de Exchange, el nombre al que tiene acceso ese cliente es siempre el mismo. Esta es la ventaja de la agrupación en clústeres de Exchange Server. En caso de que se produzca un error en un nodo del clúster, otro de los nodos del cluster tomará la propiedad del EVS permitiendo así que los clientes se puedan conectar al mismo servidor de Exchange. Si, por ejemplo, los clientes se conectan al nodo A de Exchange Server, y se produjese un error en este nodo, los servicios de Exchange de esos clientes no estarían disponibles.

En la siguiente ilustración se muestra el concepto de servidor virtual y su relación con los nodos del clúster reales. Los usuarios abren sus clientes Outlook a través de la red que conecta con el servidor virtual de Exchange, que actualmente es propiedad del nodo A. Éste es el nodo que controla el disco compartido que contiene las bases de datos de Exchange 2000 Server.

Dibujo conceptual de EVS

Si, por ejemplo, se produce un error de hardware en el nodo A, el nodo B detecta este error y adopta la propiedad del servidor virtual de Exchange y de todos los recursos asociados. El nodo B asume la propiedad del nombre de red, la dirección IP, el disco, el operador de sistema y el resto de recursos de Exchange. Los usuarios que inicien sesión con sus clientes Outlook no se percatarán del error ya que se están conectando al EVS y no a un servidor físico concreto. No tienen que preocuparse de qué nodo tiene actualmente la propiedad del servidor virtual.

Dibujo conceptual de error de nodo A de EVS

Tenga en cuenta las siguientes preguntas y respuestas:

  • Pregunta   ¿Qué significa Activo/Activo y Activo/Pasivo?
    Respuesta   Activo/Activo indica que se están ejecutando dos o más servidores virtuales de Exchange en un clúster de dos nodos. Ambos nodos se pueden ejecutar en uno o varios servidores virtuales al mismo tiempo. Activo/Pasivo significa que sólo existe un servidor virtual de Exchange y que uno de los nodos no ejecutará Exchange mientras lo hace el otro. Tenga en cuenta que un clúster Activo/Activo presenta una serie de problemas. Por este motivo no se recomienda como solución escalable. Para obtener información adicional, consulte la sección Para obtener más información.
  • Pregunta   ¿Cómo se inician o se detienen los componentes de Exchange Server en el clúster?
    Respuesta   Para administrar un entorno de Exchange Server agrupado en clústeres, utilice siempre el Administrador de clústeres en vez del programa de servicios, salvo que se indique lo contrario en un artículo específico de Microsoft Knowledge Base. La utilización del programa de servicios en lugar del Administrador de clústeres puede dar lugar a resultados imprevistos.

En la mayoría de las ocasiones, la solución de problemas de Exchange Server en un servidor agrupado en clústeres es similar a la solución de problemas de Exchange Server en un servidor no agrupado en clústeres. Todos los problemas que no implican la manipulación directa de recursos de Exchange se resuelven del mismo modo en los servidores agrupados en clústeres y en los agrupados.

Por lo general, si los recursos de Exchange Server experimentan problemas, por ejemplo MSExchangeSA o MSExchangeIS no se conectan, lo más probable es que el origen del problema se encuentre en Exchange Server. Si uno de los principales recursos del clúster no se conecta, por ejemplo, un nombre de red o un disco, el problema se debe abordar como si se tratase de un problema del clúster de la plataforma Windows. Normalmente, los problemas de conmutación por error siguen esta misma directriz.

La utilización del registro del cluster para determinar dónde reside el problema resultará de gran ayuda. Para obtener información adicional, consulte la sección Para obtener más información.

 
¿Te ha resultado útil?
(Caracteres restantes: 1500)
Gracias por sus comentarios
Mostrar:
© 2014 Microsoft