Exportar (0) Imprimir
Expandir todo

Serie de introducción: cómo implementar un programa piloto de Windows Vista

Se aplica a: Windows Vista

Windows Vista® ha introducido muchas características nuevas en el sistema operativo Windows®, todas ellas diseñadas para ayudar a los usuarios a trabajar con más eficacia y facilidad que nunca.

Cuando una empresa toma la decisión de cambiar al entorno de Windows Vista, hay varios procesos que se ponen en marcha. Uno de los más importantes es el desarrollo de un programa de implementación piloto. El programa piloto realizar varias funciones, entre ellas, pruebas, evaluación, recopilación de comentarios de los usuarios y aprendizaje de usuarios, para preparar la implementación prevista de Windows Vista. Un programa piloto ejecutado correctamente ayudará a que se realice una implementación sin problemas, una asignación precisa de los recursos (como el presupuesto y el personal) y una estimación acertada de las necesidades de aprendizaje.

Definición del ámbito

El primer paso para un programa piloto correcto debe ser definir los objetivos del programa y qué es lo que debe conseguirse tras su finalización. Los objetivos se usarán para valorar el éxito del proyecto, por lo que deberían considerarse cuidadosamente con la ayuda de diferentes participantes, incluido el departamento de tecnología de la información (TI), el centro de soporte técnico, el personal ejecutivo y, si es posible, representantes de los usuarios finales.

Requisitos de negocio

Algunos de los objetivos que es preciso definir al planear el programa piloto de migración de Windows Vista deberían identificar las necesidades y requisitos de negocio que debe cubrir el programa. Al definir los requisitos de negocio para el programa piloto y su consiguiente implementación en el entorno de producción, es importante recopilar información de departamentos y grupos de toda la organización para establecer sus objetivos y necesidades, además de asegurarse de que sus preocupaciones actuales serán corregidas mediante el programa piloto. Al elegir personas o grupos para agregarlos al programa piloto, asegúrese de que cada uno de ellos no sólo "habla" por su departamento, sino que también dispone de un tiempo extra para participar en la definición de los requisitos de negocio.

Durante la definición de las necesidades del negocio deberían tenerse en cuenta diversos factores, entre ellos:

  • ¿La actualización cumplirá los requisitos de negocio existentes y planeados?

  • ¿Se producirá un ahorro de costos debido al cambio a Windows Vista?

  • ¿La seguridad se verá afectada por la introducción de Windows Vista?

  • ¿La actualización será beneficiosa para los usuarios finales?

  • ¿Mejorará la experiencia de los usuarios móviles?

  • ¿Cuál será el costo de la actualización en lo que respecta a dedicación del personal, dinero y otros factores?

  • ¿Tendrá un efecto negativo sobre la seguridad?

  • ¿Bajarán los costos de soporte técnico?

  • ¿Quién será el patrocinador ejecutivo del proyecto?

Evaluación del entorno actual

Antes de poder iniciar una migración, es preciso realizar una evaluación o inspección del entorno de red actual. Durante la fase de evaluación, el objetivo es obtener una imagen clara del estado actual del entorno para tener una idea más completa de las aplicaciones, los sistemas operativos, el hardware y las necesidades de usuario existentes. El software existente debe evaluarse para determinar si las aplicaciones son compatibles con Windows Vista, si dispone de una actualización compatible con Windows Vista, o bien, en caso de aplicaciones personalizadas, si dichas aplicaciones funcionan o se pueden hacer funcionar con Windows Vista. Al realizar un inventario del hardware, es preciso determinar si el hardware instalado puede ejecutar la versión de Windows Vista que se va a implementar; por ejemplo, Windows Vista Business o Windows Vista Enterprise.

Para ayudarle en el proceso de evaluación, existen varias herramientas de fácil acceso que pueden serle útiles durante la fase de inventario. Entre ellas se incluyen:

  • Kit de herramientas de compatibilidad de aplicaciones (ACT) 5: esta utilidad puede ayudarle en la fase de evaluación de determinación de compatibilidad e inventario.

  • Business Desktop Deployment 2007: este acelerador de soluciones de Microsoft puede ayudarle a determinar diversas opciones y escenarios de implementación para el entorno actual.

  • Windows Vista Hardware Assessment 2.1: la utilidad Windows Vista Hardware Assessment puede ayudarle en el inventario de equipos de una red e informar de los resultados, de modo que el equipo del proyecto puede determinar si el hardware actual puede ejecutar el nuevo sistema operativo.

  • Systems Management Server (SMS) 2003: mediante SMS 2003 puede recopilar información detallada de los entornos de software y hardware actuales de toda la empresa.

Sugerencia: el sitio web sobre preparación de aplicaciones para Windows Vista (la página puede estar en inglés) es una buena fuente para determinar si han aparecido actualizaciones de compatibilidad de Windows Vista para diversas aplicaciones.

Durante la fase de evaluación, intente responder a las siguientes preguntas:

  • ¿El hardware actual ejecutará la versión de Windows Vista que desea implementar?

  • ¿Las aplicaciones actuales se usarán durante toda la ejecución de la organización en Windows Vista? ¿Qué sucederá con las aplicaciones personalizadas?

  • ¿Los servicios de red actuales funcionarán con el entorno propuesto?

  • ¿Cuál será el costo de adaptar el hardware y el software incompatible?

  • ¿Qué aplicaciones de hardware no se pueden actualizar?

Durante la fase de evaluación también será importante determinar una línea de base para el hardware (y en algunos casos, para el software). La línea de base se usará como herramienta para determinar los requisitos mínimos para los equipos y/o el software que desea actualizar a Windows Vista. Es importante tener en cuenta que una línea de base no representa tan sólo los requisitos mínimos para la implementación de Windows Vista, sino también los requisitos necesarios para mantener las aplicaciones de negocio necesarias que desempeñan funciones de trabajo específicas sin que disminuya la productividad del usuario final. Cuando un elemento de hardware o software no cumple el requisito de la línea de base durante la fase del programa piloto, será necesario hacer que lo cumpla, ya sea mediante actualizaciones de hardware o software, o bien, en algunos casos, mediante su sustitución. En algunos casos, si el hardware o el software no es crítico para el funcionamiento de la empresa, podría ser retirado y excluirse del posible proceso de implementación.

Sugerencia: al confeccionar una línea de base, puede serle útil visitar http://www.microsoft.com/windows (la página puede estar en inglés) para consultar los requisitos del sistema para cada edición de Windows Vista.

Durante la fase de evaluación, debería considerar también si es preciso realizar una instalación limpia en lugar de una actualización. Consulte la sección "Preparación e implementación de la infraestructura" de esta guía para obtener más información acerca de esta opción.

Elección de un grupo piloto

La siguiente fase de la implementación será elegir un grupo de usuarios para que participen en el programa piloto. Este grupo de usuarios y el hardware que usan permitirá probar la implementación real en un entorno que simulará el entorno de producción. Elegir el hardware y los usuarios apropiados es algo fundamental, ya que el hecho de elegir unos participantes inapropiados puede generar datos irrelevantes, o bien, en algunos casos puede hacer que se pase por alto un problema potencial que podría resultar crucial durante la implementación real.

Selección de usuarios

Una vez determinados los objetivos del proyecto y evaluadas las necesidades, es necesario seleccionar un grupo de usuarios como grupo piloto. El grupo piloto representará todos los segmentos de usuarios y de la empresa que se verán afectados por la actualización. Los miembros del grupo piloto se deben seleccionar detenidamente para garantizar que representan de forma precisa la población de usuarios y que pueden proporcionar los comentarios necesarios para que el proyecto se realice correctamente.

Al elegir un grupo piloto, tenga en cuenta las siguientes prácticas recomendadas:

  • Elija usuarios que representen un amplio sector de la base de usuarios. Por ejemplo, elija unos cuantos usuarios del departamento de contabilidad que desempeñen las funciones habituales de dicho grupo, como usar determinados paquetes de software o hardware.

  • Intente incluir usuarios que estén usando versiones anteriores del sistema operativo, como Windows 2000, para determinar si los equipos pueden actualizarse a Windows Vista y conservar su funcionalidad.

  • Considere la inclusión de usuarios con aplicaciones cuya compatibilidad con Windows Vista precise ser evaluada.

  • Elija usuarios que tengan tiempo para proporcionar comentarios e información al grupo de administración piloto.

  • Incluya usuarios que obtengan los mayores beneficios de la actualización a Windows Vista. Un ejemplo de ello serían los usuarios móviles, que se beneficiarán del cifrado de disco BitLocker.

  • Busque usuarios que comprendan y adopten la nueva tecnología.

  • Considere un método de participación para incluir usuarios en el programa.

Sugerencia: al usar un enfoque de participación, piense en pedir la aprobación de un supervisor o directivo de la persona en cuestión para evitar que esto afecte negativamente al departamento.

En algunos casos se puede elegir un grupo de usuarios determinando quién no es un buen candidato para la inclusión. Determinar quién no es un buen candidato para un programa piloto puede ser tan importante como determinar quién es un buen candidato. Los malos candidatos podrían generar datos inútiles, o bien, en algunos casos, producir efectos adversos en la organización del programa piloto.

Al evaluar la idoneidad de un candidato, tenga en cuenta lo siguiente:

  • No elija usuarios cuyos departamentos sufran efectos adversos por tiempo de inactividad potencial, rendimiento reducido, problemas de compatibilidad u otros factores.

  • Evite elegir departamentos o usuarios que posean software personalizado o entornos que aún no se hayan probado ni se haya certificado que funcionan con Windows Vista.

  • Sopese detenidamente la inclusión de usuarios móviles o de estilo "unidad móvil" que pueden ausentarse de la oficina por largos períodos de tiempo, lejos del soporte técnico.

  • No actualice usuarios que cumplan funciones de importancia decisiva para la empresa.

  • Tenga en cuenta el tiempo al usar un candidato para el programa piloto: por ejemplo, no debería incluirse un usuario de contabilidad que tiene que trabajar en informes de final de mes durante el período piloto.

  • No incluya departamentos enteros en un grupo piloto para evitar tener que apagar un grupo si surge un problema importante durante el programa piloto.

Elección de los equipos cliente

Otro aspecto de la elección de un grupo piloto es la elección de los equipos cliente correctos para el programa. Al elegir el hardware para el programa piloto, incluya únicamente equipos que cumplan con los requisitos mínimos para ejecutar la versión de Windows Vista que desee implementar (Windows Vista Ultimate, Windows Vista Business, Windows Vista Enterprise, etc.).

Al elegir equipos cliente, tenga en cuenta todos los factores, como por ejemplo, los dispositivos que el usuario podría usar con el equipo. Busque hardware (dispositivos móviles, escáneres, impresoras, estaciones de acoplamiento, etc.) que puedan estar conectados al sistema en momentos diferentes. Cada uno requerirá un conjunto específico de controladores y aplicaciones para funcionar correctamente.

Sugerencia: para ayudarle a elegir equipos cliente para el programa piloto, puede plantearse el uso del Asesor para la actualización a Windows Vista para examinar un sistema y averiguar si una determinada versión de Windows Vista es apropiada para el equipo, así como para detectar problemas potenciales de hardware y software.

Planeamiento de la implementación piloto

Una vez se ha evaluado el entorno operativo actual y se han localizado los usuarios y el hardware adecuados, se puede pasar al planeamiento de la implementación piloto actual. Al planear la implementación piloto es importante tener presentes unos cuantos puntos clave.

Primero, debe asegurarse de que existe un mecanismo adecuado para solicitar comentarios a los participantes en el programa piloto. Durante el programa piloto, la recopilación de información es de vital importancia para el éxito de la posible implementación en la empresa. En el momento de llevar a cabo la fase de planeamiento, ya habrá seleccionado los usuarios y los equipos que participarán en el programa; si la selección se ha realizado correctamente, dichos usuarios conformarán una aproximación del entorno final. Dado que el entorno piloto simulará el entorno de producción, los comentarios de los participantes deberían aproximarse bastante a los problemas que aparecerán durante la posible implementación en la empresa. Recuerde que los comentarios recopilados durante el programa piloto se usarán para identificar y resolver problemas durante dicho programa y antes de la implementación final.

Algunos puntos clave que es preciso tener en cuenta durante la fase de planeamiento son:

  • Proporcionar un método sencillo para recopilar y solicitar comentarios de los participantes en el programa piloto.

  • Proporcionar una forma de documentar todos los resultados del programa piloto para el futuro planeamiento de capacidad y la implementación en toda la empresa.

  • Identificar los equipos y aplicaciones que podrían hallarse en un mayor riesgo de sufrir problemas durante una actualización porque las características han cambiado o porque ya no se admiten.

Recuerde que el objetivo del programa piloto es simular y recopilar información acerca de la implementación de Windows Vista en el entorno de producción. Si tiene en cuenta este punto, se asegurará de que su equipo se centre en solucionar los problemas de la implementación de Windows Vista en lugar de concentrarse únicamente en las pruebas del software.

Fase de prueba e implementación

Una vez finalizada la fase de planeamiento, el programa piloto puede pasar a la fase de prueba e implementación real. La fase de prueba representa el paso de un entorno de laboratorio o de prueba a la implementación real en escritorios "en directo", donde los usuarios tendrán su primera experiencia práctica con el producto.

Antes de la implementación real se recomienda realizar una prueba para ver cómo se ejecutará Windows Vista en el hardware actual y con software estándar. Las pruebas de esta fase se pueden realizar en un entorno de laboratorio controlado similar al entorno empresarial estándar, de modo que el efecto de un problema quedará minimizado. También es posible realizar las pruebas de esta fase mediante la selección de personal de TI que posea un equipo adicional donde pueda ejecutar Windows Vista a la vez que mantiene un equipo principal que ejecute el sistema operativo actual, por ejemplo, Windows XP.

Idealmente, la fase de prueba debería dividirse en dos partes: la prueba en el laboratorio y la prueba de producción limitada. En la fase de prueba en el laboratorio, se configurarán y usarán entornos que simulen al máximo el entorno de producción actual. En un entorno de laboratorio deberán llevarse a cabo pruebas rigurosas para minimizar los problemas, además de aprovechar la existencia de un entorno de laboratorio aislado donde los problemas no pueden extenderse. La segunda fase de prueba, o fase limitada, se basará en el personal de TI anteriormente mencionado, el centro de soporte técnico y otros usuarios "avanzados" que además de ofrecer comentarios útiles, poseen también equipos secundarios que se usan para tareas de producción. Una vez finalizadas estas fases, puede iniciarse una implementación piloto más amplia.

Creación de un plan de comprobación

Al probar Windows Vista, es importante realizar un plan de comprobación estructurado en contexto para comprobar la compatibilidad de las aplicaciones de software y hardware, y detectar cualquier problema inicial. El objetivo de las pruebas iniciales es detectar todos los problemas posibles y solucionarlos antes de la implementación en el grupo piloto.

Durante la fase de prueba es preciso establecer un conjunto de objetivos específicos que deben cumplirse. Durante este proceso de establecimiento de objetivos le resultará útil volver atrás hasta el documento inicial de establecimiento de objetivos para el proyecto y ampliar los requisitos de negocio y los requisitos técnicos. En concreto, su plan de comprobación debería incluir lo siguiente:

  • Una lista de objetivos técnicos y administrativos específicos que se deben cumplir acordados por todos los miembros del equipo piloto y basados en los comentarios de varios departamentos.

  • Un modo de calcular los resultados (por ejemplo, mediante hitos) además de una forma de establecer prioridades en relación a los problemas que deben solucionarse.

  • Un método de clasificación de problemas que determinará si un problema detendrá la implementación hasta que se halle una solución, además de clasificaciones para problemas menos críticos.

  • Una programación que determinará cuándo deben cumplirse los hitos más importantes.

  • Asignación de responsabilidades, por ejemplo, quién se ocupará de comprobar cada característica.

  • Un mecanismo o proceso para informar de los problemas que se manifiesten durante el proceso de prueba.

Tal como se ha mencionado anteriormente, la fase de prueba deberá centrarse más en las aplicaciones de prueba empleadas por toda la empresa y en su respuesta en un entorno controlado y aislado como un laboratorio. El grupo que participe en probar Windows Vista debería constar idealmente de personas que posean destreza técnica, por ejemplo, personal de TI superior o experto, o bien usuarios finales. Además, el grupo de usuarios que participará en esta fase debería ser un grupo reducido, que en algunos casos puede ser de entre 20 y 30 usuarios.

Cualquier comentario acerca de los problemas durante esta fase deberá examinarse con detenimiento y será preciso tener en cuenta sus potenciales implicaciones en el entorno de producción. Recuerde que lo que podría parecer un problema pequeño o aislado en un laboratorio, podría convertirse en un grave problema durante una implementación en toda la empresa.

Para obtener más información acerca de la creación de planes de comprobación, consulte las referencias de Business Desktop Deployment 2007, que se encuentran en: http://technet.microsoft.com/en-us/library/bb490181.aspx (la página puede estar en inglés). Cada guía de referencia de BDD proporciona asistencia específica para la creación de planes de comprobación y la estabilización del entorno de implementación.

Creación de un plan de implementación piloto

Debería establecer un plan que se ocupe de cómo se tratan los problemas durante el transcurso del programa piloto y la implementación final. Es inevitable que se produzcan problemas menores, además de problemas más graves, y cada uno de ellos requiere un nivel de tratamiento y atención diferente. Durante el programa piloto, considere la posibilidad de disponer de un mecanismo para establecer prioridades en los problemas, de modo que se puedan evaluar y tratar correctamente. Considere un proceso que registre los problemas como alto, medio y bajo. Por ejemplo, un problema que produzca un error en la implementación podría considerarse "alto", mientras que otro que genera un problema de visualización menor en una aplicación usada por pocos usuarios recibiría la categoría de "bajo". Después de la fase de prueba y una implementación posterior limitada, vuelva a estos problemas para determinar si deben solucionarse inmediatamente o si pueden posponerse.

Fase uno: Personal de TI y centro de soporte técnico

Una vez completada la prueba de laboratorio inicial, se puede implementar Windows Vista en el primer grupo de usuarios piloto, que idealmente será el equipo de soporte técnico de TI. El hecho de que el personal de TI sea el primer grupo receptor de la implementación cumple varios objetivos, entre ellos, la implementación del producto en un grupo inicial reducido de escritorios y usuarios fáciles de supervisar. Los miembros del departamento de TI también resultan útiles como usuarios pioneros porque su alto nivel de conocimientos técnicos y capacidades facilitará la implementación y la tarea de tratar cualquier problema técnico o de capacidad de uso de un modo mucho más sencillo que con un grupo no técnico.

Durante y después de la implementación en el grupo de TI, asegúrese de recopilar información sobre el éxito global del proceso para su uso y análisis posterior. Como con cualquier información generada durante el proceso piloto, analice todos los problemas surgidos y use los resultados para llevar a cabo las correcciones, ajustes o actualizaciones necesarios en la siguiente fase. Otro aspecto importante de recopilar y procesar con diligencia la información es que se puede agregar a una base de datos del centro de soporte técnico y usar para tratar problemas idénticos o similares después o durante el programa piloto, así como durante la implementación en la empresa de Windows Vista.

Una vez completada esta fase y analizados y resueltos todos los problemas graves, el paso siguiente consiste en implementar el sistema operativo Windows Vista en el siguiente grupo o grupos de usuarios.

Fase dos: Usuarios finales

El siguiente paso en la implementación de Windows Vista durante el programa piloto es facilitarlo a los diferentes usuarios seleccionados para participar en el proyecto. Según la cantidad de usuarios de esta fase y del personal de TI disponible, se recomienda la adopción de un método por fases para garantizar el éxito del proceso. Si se usa un método por fases, los problemas pueden tratarse con facilidad y es posible refinar los procesos de implementación para que resulten más efectivos. Un beneficio adicional del método por fases es que se asemejará más al proceso de implementación real para el entorno de producción. La probabilidad de implementar Windows Vista en toda la empresa de una vez o en grupos muy grandes en la mayoría de los casos es muy baja.

Durante esta fase, tenga en cuenta los siguientes puntos para garantizar que la implementación sea lo más segura y fluida posible:

  • Tenga en cuenta la programación de cada departamento y planee su programa piloto en función de las horas de trabajo críticas para reducir las posibilidades de que surjan problemas que afecten a las operaciones de negocio.

  • Actualice grupos piloto reducidos y fáciles de administrar uno por uno para supervisar y solucionar los problemas que vayan surgiendo con eficacia.

  • Documente todos los problemas que aparezcan durante el proceso de implementación para poder solucionarlos en futuras implementaciones, y preparar al centro de soporte técnico y al personal de TI para que los afronte durante la implementación en toda la empresa.

  • Identifique los problemas ocasionados por la compatibilidad de aplicaciones, además de aquellos relacionados con el software incompatible o insuficiente.

  • Realice un seguimiento de los problemas debidos a una falta de conocimiento o capacidades del usuario final para poder desarrollar un aprendizaje.

  • Empiece con grupos reducidos y fáciles de controlar que puedan supervisarse y delimitarse para detectar cualquier otro problema que no se haya detectado durante las pruebas anteriores.

Preparación e implementación de la infraestructura

La siguiente fase del proceso piloto es la determinación de los requisitos de implementación e infraestructura y cualquier otro requisito para realizar correctamente la implementación. El equipo de proyecto debería decidir cómo implementar la imagen del sistema operativo en los escritorios y equipos portátiles que ejecutarán Windows Vista. Existen varias opciones para implementar Windows Vista:

  • La implementación de la instalación sin interacción (ZTI) es una opción no interactiva (es decir, que no requiere interacción por parte del usuario). Este tipo de implementación es perfecta para organizaciones con la infraestructura de soporte adecuada, como por ejemplo, Microsoft® Systems Management Server (SMS) 2003 o Microsoft Operations Manager (MOM) 2005. Este tipo de implementación requiere mucho más planeamiento e infraestructura, pero elimina muchos de los problemas asociados a la interacción de los usuarios finales con la implementación.

  • La implementación de la instalación con poca interacción (LTI) requiere algo de interacción por parte del usuario para completar el proceso, y puede resultar adecuada para empresas que no disponen de herramientas como SMS 2003 o MOM 2005. Este tipo de implementación también resulta eficaz para equipos cliente que pueden ser remotos, tener directivas de seguridad especiales o no tener capacidad de red para administrar ZTI.

  • La opción final para la implementación es llevar a cabo una instalación manual estándar ejecutando Windows Vista desde un DVD de origen o desde una ubicación central, como un recurso compartido de red. Esta opción es la que requiere una interacción del usuario más elevada. Ya que se necesitarán acciones por parte del usuario durante la instalación, esta opción también es la que posee un mayor riesgo de problemas; los usuarios pueden cometer errores al introducir información durante la instalación.

Una vez seleccionada una opción de implementación y preparada la infraestructura, el siguiente paso es preparar y crear una imagen del nuevo sistema operativo. Al crear una imagen es importante tener en cuenta las diferentes plataformas y entornos de hardware para los que se realizará la implementación y crear la imagen de la forma adecuada. La imagen deberá incluir todos los controladores necesarios, software y otras características incluidas en el entorno implementado.

Sugerencia: para obtener más información acerca de las diferentes opciones de implementación, consulte el sitio de BDD 2007. Concretamente, la guía de equipo de la característica Actualización de infraestructuras (http://technet.microsoft.com/en-us/library/bb456421.aspx) (la página puede estar en inglés) proporciona asistencia para la preparación de la infraestructura.

En entornos con más de 25 usuarios, la infraestructura será necesaria para admitir la activación del volumen de Windows Vista. Los nuevos servicios de activación usados en entornos empresariales son la Clave de activación múltiple (MAK) y el Servicio de administración de claves (KMS). Estos servicios requerirán la implementación de un servicio dedicado para administrar licencias o agregar la función a un equipo existente.

Sugerencia: para determinar qué opción de activación resulta más adecuada para su entorno en concreto, visite el sitio Guía técnica de activación de volumen de Windows Vista (la página puede estar en inglés).

Comunicación

El éxito del programa piloto depende en gran parte del establecimiento de canales para comunicar la información entre todas las partes implicadas. Una comunicación clara y frecuente puede ayudar al equipo del proyecto a tener acceso al presupuesto, al personal y a otros recursos necesarios para el proyecto.

Al establecer canales de comunicación, tenga en cuenta lo siguiente:

  • Identifique los participantes clave o los jefes de departamento que pueden hablar en nombre de sus respectivos grupos y obtener la ayuda o los recursos necesarios para sus equipos. Estos jefes también serán los responsables de comunicar al grupo piloto cualquier tipo de preocupación o de problema que surja en su equipo.

  • La representación ejecutiva es otro aspecto vital de la comunicación y garantiza el éxito global del proyecto piloto. Es importante incluir a un ejecutivo de la empresa porque éste puede obtener el presupuesto necesario, asignar personal adicional y otorgar representación al proyecto piloto en el nivel más alto de la organización.

  • Los canales de recopilación y registro de información poseen una importancia fundamental para el futuro éxito del programa piloto y de la implementación en la empresa, ya que representan formas de indicar el estado y proporcionar otra información al equipo. Como se ha mencionado anteriormente, los problemas surgirán durante el programa piloto debido a problemas técnicos y a la falta de familiaridad con el producto, entre otros motivos. El hecho de ofrecer a los participantes una forma de aportar información al equipo del proyecto resulta vital, ya que dicha información puede analizarse y usarse para mejorar el proceso de implementación, además de usarse para planear aprendizaje y otras tareas.

Sugerencia: el acelerador de soluciones Business Desktop Deployment 2007 incluye una ayuda de tarea para el plan de comunicaciones de ejemplo que puede usar como base para las comunicaciones de su proyecto.

Requisitos de aprendizaje

Un aspecto inevitable de la actualización a Windows Vista es que tanto los usuarios como el personal de soporte técnico deberán aprender cómo usar y realizar el soporte de un nuevo sistema operativo. Windows Vista proporciona algunas herramientas para ayudar a los nuevos usuarios en la actualización, incluso ayuda en línea y otras características que describen cómo aprovechar el potencial del producto. Sin embargo, en la mayoría de casos será necesario un aprendizaje.

Antes de presentar Windows Vista al personal de soporte técnico y los usuarios finales, el equipo del proyecto debería dedicar algo de tiempo a ofrecer un aprendizaje inicial para garantizar una transición sin problemas. Los métodos recomendados para enseñar a los usuarios antes y durante el programa piloto son muy diversos; sin embargo, tenga en cuenta los siguientes:

  • El aprendizaje electrónico puede realizarse en línea o mediante un DVD o CD.

  • Los seminarios y los cursos prácticos han sido diseñados para ofrecer a los usuarios una introducción rápida a Windows Vista y enseñarles cómo realizar las tareas diarias.

  • Los seminarios breves mediante instructor o los aprendizajes de media jornada enseñan a los usuarios los aspectos básicos del uso del nuevo sistema operativo.

Nota: otro beneficio de este formato en particular es que los participantes generarán información acerca de la capacidad de uso y los problemas técnicos que el equipo piloto puede solucionar.

Una línea de soporte técnico dedicada reservada para los participantes del programa piloto puede proporcionar esta ayuda a petición.

Una de las ventajas de recopilar comentarios e información durante un programa piloto es la identificación de áreas problemáticas para los usuarios y el personal de soporte técnico. Al crear un plan de aprendizaje, asegúrese de revisar toda la documentación y los problemas identificados durante las pruebas y la implementación para determinar qué aspectos del nuevo sistema operativo deben corregirse.

Sugerencia: las organizaciones que forman parte del programa Microsoft Software Assurance podrán tener acceso a incentivos especiales, como cursos de aprendizaje de Microsoft Certified Partners o servicios de consultoría del propio Microsoft.

Análisis posterior al programa piloto

El paso final en el proceso del programa piloto es evaluar el éxito global del proyecto e identificar las áreas que se deben mejorar. Al principio del proceso, el equipo del proyecto definió los objetivos, a los que es preciso volver ahora para ver cuáles de ellos se han alcanzado y cuáles no. A pesar de que los objetivos específicos de un proyecto piloto serán únicos para cada organización que implementa Windows Vista, también desempeñan la importante función de valorar el éxito.

Otra parte del análisis posterior al proyecto es volver a los requisitos de negocio para determinar si el proyecto los ha cumplido. Los requisitos de negocio normalmente requieren un análisis de los datos más exhaustivo para determinar el efecto de la implementación en el entorno empresarial.

Durante el análisis posterior al programa piloto deberían realizarse las tareas siguientes:

  • Revisar los objetivos del proyecto para ver cuáles se han cumplido y cuáles no, y determinar por qué.

  • Analizar los objetivos empresariales, como el ahorro de costos derivado del uso de Windows Vista, y el volumen de recursos empleados para completar el proyecto.

  • Detallar los problemas surgidos durante el programa piloto, el modo en que se trataron y si aún deben solucionarse.

Acerca del autor:

Sean-Philip Oriyano cuenta con más de 14 años de experiencia en el campo de TI encargado de temas tales como las redes y la seguridad. A lo largo de su carrera profesional ha ejercido de técnico de soporte, ingeniero/administrador de sistemas, escritor técnico/programador de contenidos, CIO e instructor. Ha realizado servicios de consultoría e instrucción para numerosos clientes y sectores en calidad de autónomo. Durante los últimos años, Sean ha impartido clases en empresas como Northrop-Grumman, Autodesk y Lockheed-Martin, así como en las Fuerzas Aéreas y en la Academia de las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos. Sean también es autor o colaborador en la confección de documentos técnicos en el campo de TI y la ingeniería mecánica, y actualmente está trabajando en su primer libro. A Sean le gusta dedicar su tiempo libre al hockey sobre hielo, la extracción de ópalos, ir de vacaciones a Las Vegas y practicar el paracaidismo.

Sean posee la certificación como CISSP, MCT, MCSE, MCSA y MCDST, y es miembro de EC-Council y BECCA.

Vea también

¿Te ha resultado útil?
(Caracteres restantes: 1500)
Gracias por sus comentarios

Adiciones de comunidad

AGREGAR
Mostrar:
© 2014 Microsoft