TechNet Magazine > Inicio > Todos los números > 2008 > Julio >  Confidencial de Windows: La historia ocupa su e...
Confidencial de Windows La historia ocupa su espacio
Raymond Chen


¿Recuerda la tecnología Microsoft Bob? Concebido como interfaz de usuario fácil de usar sobre Windows® 3.1, se convirtió en un rotundo fracaso (llegando incluso a ser considerado por PC World como uno de los peores productos de tecnología de todos los tiempos). A lo largo de los años transcurridos desde el fracaso de Bob, el producto ha pasado a ser considerado como una broma y la sola mención de su nombre provoca carcajadas.
Casualmente, el nombre de código interno de Microsoft® Bob era "Utopia", sin duda, un nombre ambicioso, pero al menos un nombre contundente y enérgico. Al conocer que el personal de marketing había decidido llamar al producto Bob, todos nos mostramos en desacuerdo.
Pero hay más aspectos heredados de Bob que posiblemente conozca. Finalmente, Bob resultó ser más práctico una vez había desaparecido que cuando estaba en uso.
A la hora de intentar distribuir el software en un CD, es necesario asegurarse de que su producto realmente encaja en un solo CD. Afortunadamente, dio la casualidad de que incluso después de tener en cuenta el espacio en disco necesario para las traducciones, las herramientas de soporte y el resto de los componentes que deben formar parte del CD de Windows XP, quedaban todavía alrededor de 30 megabytes de capacidad de almacenamiento sin usar. Las personas que se preocupan por estos tipos de cosas se preguntan: "Bien, ya que hemos pagado por toda esta capacidad de almacenamiento en el CD, estaría bien que la usáramos, ¿verdad?"
El nombre de código interno de Microsoft Bob era "Utopia", sin duda, un nombre ambicioso, pero al menos un nombre contundente y enérgico. Haga clic en la imagen para ampliarla.
El resultado fue un pobre intento de pararles los pies a las personas que les gusta hacer copias ilegales de Windows. Alguien decidió llenar esa capacidad extra en el CD con datos ficticios y que el programa de instalación de Windows comprobara que los datos ficticios se encontraban aún allí. Esto, lógicamente, forzaría a los usuarios que descargaran una copia de la imagen del CD a descargar unos treinta megabytes adicionales de datos. Recuerde, esto nos lleva a los días en los que prácticamente nadie estaba familiarizado con el término "banda ancha" y los usuarios estándar usaban conexiones de acceso telefónico. El tener que transferir los treinta megabytes adicionales de datos a través de un módem de 56 Kb era en un obstáculo que reducía la capacidad de los usuarios (esto no ocurriría con los estándares actuales).
La persona a la que se pidió implementar esta comprobación necesitaba un origen para los datos ficticios. Podría simplemente haber llamado a la función CryptGenRandom para que generara 30 megabytes de bytes criptográficos aleatorios pero, ¿dónde está la gracia entonces? En su lugar, prefirió investigar en los archivos y encontró una copia de Microsoft Bob. Tomó todas las imágenes del disquete y las combinó en un archivo de gran tamaño. El contenido de las imágenes del disquete de Microsoft Bob no era especialmente aleatorio, por lo que decidió mezclar los datos cifrándolos. Cuando llegó el momento de escribir la clave de cifrado, simplemente recorrió el teclado con la mano de forma azarosa, y así se creó la copia cifrada de Microsoft Bob. Esta entró a formar parte del espacio no usado como datos de relleno en el CD de Windows XP.
Al final, Windows XP se convirtió en la herramienta de implementación de Microsoft Bob más efectiva jamás desarrollada. Así pues, si toma su copia de Windows XP y tiene la suerte de recorrer el teclado con la mano de la forma correcta, obtendrá una copia de Microsoft Bob a partir de su programa de cifrado.

En el sitio web de Raymond Chen, The Old New Thing, y en su libro homónimo se trata la historia de Windows y la programación Win32. Se pregunta si se conseguirá la fusión nuclear mientras él se encuentre en este mundo.

© 2008 Microsoft Corporation y CMP Media, LLC. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción parcial o total sin previa autorización.
Page view tracker